Desde que se decretó el estado de Alarma Sanitaria, estamos recibiendo consejos o nomas sobre cómo debemos actuar tanto para protegernos como para proteger a los demás: lavarnos con más frecuencia las manos, toser y estornudar sobre la parte interna del codo… Bueno creo que todos las conocemos sobradamente. Pero hay una que me ha llamado poderosamente la atención por todas las connotaciones negativas que posee y es la del DISTANCIAMIENTO SOCIAL.

               ¿Qué nos quieren decir con esto…?, podría entenderse el distanciamiento físico por aquello de la distancia a la que pueden llegar las “gotas de saliva”, pero el distanciamiento social no logro entender qué es lo que previene, qué problemas evita…

               Mas bien por el contrario es una fuente de problemas a menudo muy severos. Este distanciamiento social ¿nos puede llevar al aislamiento social? La respuesta es SI.

               Cuando continuamente a través de todos los medios de comunicación nos bombardean con que “los otros” son “el enemigo “que puede llevar consigo la causa de mi muerte, difícilmente voy a ver a los demás como una parte positiva de mi vida, que va a aportarme riqueza personal y ser fuente de crecimiento emocional.

               Si creamos un caldo de cultivo que genera desconfianza hacia las personas sobre lo que es mas básico, como es la salud y la supervivencia, cada vez voy a sentir mas miedo a relacionarme y a querer comunicarme solo a través de las redes sociales, donde parece que todo es seguro.

               Pero no debemos olvidar que somos seres gregarios, seres sociales que necesitamos el contacto y las relaciones cara a cara. Estas relaciones aportan gran cantidad de beneficios, hacen que generemos más endorfinas con lo que nuestro estado de ánimo y por lo tanto nuestras defensas ante cualquier problema de salud sean mas fuertes y las afrontemos con muchas más posibilidades de éxito.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 94758135-familia-feliz-con-niños-juntos-abrazándose.jpg

               Así mismo nos hacen sentir mas seguros por la pertenencia al grupo, que nos aporta identidad y nos ayuda a complementar nuestra personalidad y nuestra ideología. Sin nuestro entorno social, nos sirve únicamente nuestro entorno familiar, somos mucho menos como personas. No podemos “criminalizar” las relaciones sociales, no podemos verlas como causa de problemas y dolor. Bastantes problemas de relación hay en estas sociedades cada vez mas introvertidas. Demasiados problemas de falta de habilidades sociales se encuentran cada día en las consultas con todo el sufrimiento y la falta de autoestima que esto conlleva, como para ponerlo aún más difícil, “aconsejándonos“ día y noche, que nos distanciemos socialmente, ¿qué le estamos diciendo a nuestro subconsciente?, el mensaje es equívoco, malicioso y por lo tanto, muy peligroso.               

Por favor, utilicemos las palabras correctamente: DISTANCIA FÍSICA, NO SOCIAL.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies